Geoportal
Search
K
Comment on page

Desarrolladores

La mayoría de los visores se construyen por la naturaleza misma del geoportal: disponer la información geográfica para que sea fácilmente leída, analizada e interpretada por personas que no tienen conocimiento de los formatos y tipos de archivo manejados por los profesionales de la tierra. Por ejemplo, la cartografía base del Instituto Geográfico Agustín Codazzi -IGAC-, y la información geográfica de muchas otras entidades, está dispuesta en archivos Shapefile para descargar, no disponen de un servicio de mapas que permita visualizarla; en este sentido, disponer esta información geográfica en una plataforma web amigable, que sea fácilmente accesible desde cualquier parte y sin ninguna restricción, tanto a investigadores como al público en general, es el reto que viene asumiendo el geoportal.
Las encuestas con Survey123 han permitido migrar los registros en papel a la gestión sistemática de datos capturados en campo, especialmente aquellos capturados en los eventos que realiza la Comisión. De esta manera, existe una satisfacción importante en tanto no solo se ha facilitado la visualización de la información geográfica que ingresa a la organización, sino que se ha logrado gestionar y sistematizar los datos obtenidos en los eventos celebrados.

¿Por qué se ha logrado una buena herramienta?

La herramienta permite compartir, gestionar y capturar información geográfica en poco tiempo, de manera práctica, efectiva y estable. Y se tienen casos de éxito: más de 18 mil registros en la encuesta de asistencia a eventos con respuestas registradas a nivel nacional e internacional. Adicionalmente, hay una apropiación tal de la herramienta que muchos equipos, en el Chocó particularmente, han empezado a usar la herramienta desktop para requerimientos puntuales que no son posibles solo con los visores web. Lo interesante es que son profesionales de la ciencias sociales, y no ingenieros, lo cual implica un crecimiento importante en el conocimiento de estas herramientas por profesionales de todas las áreas, un plus en todo proceso de investigación social. Cada que les mostramos: usted puede poner acá la capa de explotación de oro ilegal, y aquí la de resguardos, y aquí la de parques, aquí la de drenajes y aquí la del bosque… empiezan a sacar conclusiones o a confirmar cosas que ya se preveían, o a sorprenderse con algunas cosas...
Desde el punto de vista técnico, la operación de la herramienta es simple: una serie de querys realizados a tablas específicas; sin embargo, la visualización se transforma en una interpretación espacial que va más allá de una respuesta o más allá de un conjunto de registros devueltos desde una base de datos. Vea el flujo es por aquí… por qué será que la explotación del oro y de la coca no se mezclan en esta región. Y se empieza a debatir...
Pasa de ser una herramienta de software, a tener una interpretación de muchos fenómenos y cosas que no se ven en una tabla, sino que se ven en un mapa. Eso ha sido y será un caso de éxito: cómo el público general, con conocimientos mínimos de plataformas como Google Maps, va a entender mucho mejor lo que se quiere contar sobre el conflicto armado colombiano. Creemos que todas esas herramientas y esa disposición que hemos hecho de la información geográfica, se puede utilizar de una forma amigable por el que quiera... se puede apropiar, analizar, entender y comprender lo que pasó para que no se repita. Solo así, podremos decir que todo este análisis tuvo un sentido...

Aprendizajes y experiencias

Es importante encontrar un lenguaje común que evite reprocesos o la construcción de herramientas que luego no van a utilizarse. Según el equipo del geoportal, algunas encuestas, con un importante nivel de complejidad, no llegaron a usarse debido a diferencias conceptuales dentro de aquellas personas que iban a utilizar las herramientas; es decir, hizo falta un lenguaje común y puntos de encuentro en materia de conceptualización.
Ahora bien, interactuar con diferentes públicos implica unas experiencias importantes porque se comienzan a consolidar lenguajes en común, no tan técnicos, que permiten comunicar lo que se está construyendo. En efecto, y según el equipo del geoportal, a nivel de profesionales de la tierra los vínculos que se generan son muy técnicos; sin embargo, al migrar a un ecosistema de profesiones tan diversas, como la Comisión de la Verdad, se hace necesario y urgente construir términos más coloquiales que sumen al trabajo colectivo.
Solo de esta manera se puede lograr que personas ajenas a las herramientas se apropien y aprendan a utilizar mapas y cartografías, y a disponer de manera eficiente información geográfica. Es un ejercicio de doble vía: se genera conocimiento y se posibilita avanzar sin enredarse en una maraña de tecnicismos y/o lenguajes no tan cercanos. Acá el reto es cómo facilitar ese tema técnico a un lenguaje que no lo es y que se pueda aprovechar... porque el objetivo es contribuir a la no repetición, al esclarecimiento; y eso es suficiente motivo de satisfacción personal y profesional...